domingo, 17 de julio de 2011


I've got to admit it's getting better !

Y sí, de vez en cuando te das cuenta de que está siendo un buen año. A este punto (si no me equivoco el mes 7) ya no me acuerdo cómo empezó, pero puedo decir que todo lo último pasado fueron "una serie de eventosdesafortunados. En realidad no estoy segura de qué hechos puntuales pasaron que me llevan a decir esto. O tal vez sí lo sé, pero descubrí que me cuesta mucho nombrarlos a sabiendas de que alguien podría llegar a leer este blog (claro que son puras suposiciones, dudo que alguien siga leyéndolo). Me voy a ir de tema de nuevo, pero no lo puedo evitar. La entrada anterior (véase como: cuando tenías que estar, te echaste a correr) no significaba más que un fragmento de Charly, de una canción que me gusta mucho. No lo dije ni por situación propia, ni por estar pensando en eso, ni nada. Just a song, aunque entiendo que para muchos pueda ser más significativo.

¿Por qué a veces las ironías son tan difíciles de entender? Nadie lo sabe, sin embargo es muy cómico cuando uno dice algo, y al no entenderse hay que aclararlo, por lo que la otra persona entiende menos aún, y te mira con cara de que... ¡pero si recién me dijiste lo contrario! Oh my god, esa gente no merece estar en la lista de contactos de mi celular (!) Por dios, ya me parezco a Coop <--- véase arriba, a la izquierda. Esa es una foto de civil, lo sé, pero estaba muy irresistible. De todos modos, es increíble como una persona puede perder toda su belleza al instante al ser un imbécil. Me encanta su personaje, el la personificación de... de... no sé, lo suyo no tiene palabras.

Mientras escribo todo esto veo el anuncio de una película de Jim Carrey, algo así como "Los pingüinos de papá" (no quiero ni imaginarme el nombre en inglés, pero bueno, el tema de los traductores de películas es complejo). Desde que vi el anuncio me pregunté como podría acceder, después de tantos años de carrera, a hacer una película tan "mala". Pongo el mala entre comillas para dejar por entendido que no la vi, por lo que no estoy en la mejor posición de juzgar. Igualmente, me refiero a la trama, a la idea de la película, porque estoy segura de que cómica, teniendo semejante actor, va a ser igual. Supongo que son necesarias, y que para participar en grandes proyectos hay que pasar antes por lo comercial o el humor fácil.

Últimamente caminar es más lindo que nunca. Sobre todo los domingos (¡quiero que seas mi amigo, sobre todo los domingos, que no me gustan!). Ah, me acabo de acordar de algo, esos recuerdos que vienen y que te hacen preguntarte de dónde los sacaste, en qué momento de la historia ubicarlos. Me parece como si fuera un hecho absurdo de un tiempo remoto e inexplicable, siendo que, sinceramente, me acuerdo hasta la fecha exacta en que sucedió. Pero bueno, ese es otro tema. Ah, pará... yo nunca tengo un tema. Hablando de tema,

se remienda ahí, con su bisturí, y de pronto todo es ilusión.

como me gusta La Vela Puerca. Lo sé, lo debo decir entrada de por medio más o menos, pero es lo que hay (como el blog, que buen blog). ¿Por qué a mi viejo no le gusta el chocolate amargo? ¿Por qué todos los domingos la misma historia con él? Y justo hoy que tenía pensado ceder yo. El otro día me lastimé las rodillas. El otro día hice lío con el lavarropas. El otro día me crucé a alguien por la calle, que lindo. El otro día miré una película de Kirsten Dunst, que linda mujer, especialmente de pelirroja. El otro día me lastime el cuello. El otro día mi mamá sacó turno para el dermatólogo. El otro día la vi a mi abuela. El otro día me di cuenta de que tenés pecas en la nariz ♥ El otro día hablé con un cachorrito. Cuantas cosas hace uno "el otro día".

¡Y en el cielo volando están mi locura y mi realidad!

(voy guardando sentimientos en mi jardín)

Amo el tema de arriba, me encanta, mucho, demasiado. Amén.

Y si la varita elije al mago... hay tantas otras cosas que nos elijen, hoy sé eso. Y empiezan a entremezclarse las canciones, pero yo nunca me había dado cuenta, o tal vez sea la ventana nueva que se abre. Sí, es eso, pero a la vez los sentidos me engañan cada vez más. Sí, ya casi no me fío de la vista. El otro día saludaba a mi hermana (sí, aba, ni siquiera puedo decir que saludé, lo hice por una cantidad de tiempo bastante poco breve), sonriéndole y cosas así, hasta que... ah, pará, no es mi hermana. En el momento me dije "¡oh dios, su clon!" Más tarde, la vi de cerca y dije "ah, no, soy yo que no veo un pito".


¡Estás más loca que una cabra loca!

Chau.

3 comentarios:

  1. realmente estás loca. más loca estás, más me gusta tu blog, así que no te mejores...

    ResponderEliminar
  2. Me hiciste acordar a muchas cosas que me pasaron, las mismas. Como la del lavaropas, que lo habían traído recién de arreglar, y yo lo rompí ese mismo día. Es hasta el día de hoy que no toco el lavaropas, y ha pasado tiempo. Hablo del lavaropas como si fuese algo interesante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy muy linda la entrada :D besos (:

    ResponderEliminar

Opiniones, cerezas y champignones.